TDLC intenta poner orden a industria de medios de pago y abre proceso para dictar instrucciones

Autor: Diario Financiero

El Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) decidió entrar de lleno en la problemática situación que enfrenta el sistema de medios de pago, debido a su enredada transición desde un modelo de tres a uno de cuatro partes.

Lo anterior, porque el TDLC resolvió iniciar un proceso para emitir instrucciones sobre las condiciones de competencia en el mercado de los medios de pago de tarjetas de crédito, débito y prepago. Especialmente, sobre la interoperabilidad entre los distintos actores que participan en la industria, y la revisión de ciertas prácticas comerciales e incentivos que hay en el sector.

"Atendida la relevancia del mercado de medios de pago con tarjeta; y dado que los antecedentes sugieren que podrían haber fallas generales y persistentes en dicho mercado, estando en un contexto de transición hacia un modelo de cuatro partes, este Tribunal estima apropiado dar inicio a un procedimiento no contencioso, al tenor de lo señalado en el numeral 3° del artículo 18 del D.L. N°211, para analizar la necesidad de dictar instrucciones de carácter general que deberán ser consideradas por los particulares respecto de las condiciones de competencia en el mercado de los medios de pago", dice el escrito ingresado por el Tribunal el 25 de septiembre.

La entidad llegó a esa conclusión luego de que en abril pasado Transbank y la Fiscalía Nacional Económica (FNE) le presentaran un acuerdo extrajudicial, que fue rechazado. Posteriormente, en mayo, la firma ingresó una consulta para que se aprobara el sistema tarifario que tiene dispuesto para los comercios, proceso que todavía se encuentra inconcluso.

Para recabar antecedentes, el TDLC ofició a los ministerios de Hacienda y Economía, al Banco Central, a la Comisión para el Mercado Financiero (CMF) y al Sernac.

Reacciones

Algunas firmas de la industria ya reaccionaron ante la decisión del TDLC.

"Me parece estupendo, porque el sistema de cuatro partes, que está bastante avanzado, tiene que funcionar realmente como funciona en el resto del mundo y que no haya barreras de entrada. Qué sacamos con decir que estamos en cuatro partes si hay muchos temas que impiden que los entrantes, como Multicaja, puedan competir en igualdad de condiciones", dice el presidente de Multicaja, Javier Etcheberry.

El director ejecutivo de la Asociación de FinTech, Ángel Sierra, valoró la resolución del Tribunal. "Resultaba determinante que el Tribunal se hiciera cargo de esta materia dado que tanto el Banco Central como la CMF tienen limitaciones en sus atribuciones que no permiten solucionar varias observaciones que han venido levantando los diferentes actores del ecosistema de pagos", señaló.

Desde Transbank, agregaron que "todo avance hacia una mejor normativa en el mercado de pagos nos parece una buena medida. Estimamos que existe espacio para precisar algunos aspectos que faciliten y favorezcan la competencia y que incentiven una mayor inclusión del comercio al sistema de pagos electrónicos".

El director de Mercado Pago, Matías Spagui, añade que "nos parece una buena señal que el TDLC realice un análisis de los sistemas de medios pago, justamente porque es un mercado que necesita competencia y nosotros desde Mercado Pago esperamos ser un actor relevante".

La consulta de Santander

Además del proceso de Transbank, otro antecedente que consideró el TDLC para analizar dictar instrucciones en la industria de medios de pago fue una consulta realizada por Banco Santander, que fue rechazada por la entidad judicial. El banco está a un paso de poder operar como adquirente con su filial Getnet.

La institución financiera solicitó al Tribunal que emitiera instrucciones a algunos actores del sistema, sobre todo a Transbank, con el objetivo de permitir una "real, plena y oportuna" migración de un modelo de tres a cuatro partes.

"Transbank, Nexus y Redbanc deberán adoptar, en un plazo razonable y con tiempos máximos de respuesta, todos los mecanismos operativos necesarios que garanticen la plena interoperabilidad entre los diversos actores que intervienen e interactúan en el modelo de cuatro partes, lo que incluye a emisores, Marcas y autorizadores", dice uno de los puntos del escrito presentado a mediados del mes recién pasado.

Además, desde Santander pidieron que Transbank deje de operar con las modalidades de pago Webpay o Onepay, ya que lo hacen bajo un esquema de tres partes.

"Transbank no podrá exigir a los emisores la celebración de contratos para la interoperabilidad y operación de la industria en un modelo de cuatro partes, sin perjuicio de la celebración de aquellos acuerdos que sean estrictamente necesarios para la gestión tributaria en lo referente a los tratamientos del IVA en las tasas o precios de intercambio, mientras no se dicten normas que faciliten esta operativa", agregó Santander.

Al respecto, el gerente general de Transbank, Patricio Santelices, indicó que "ya estamos operando en un modelo de cuatro partes. De acuerdo a la normativa del Banco Central, los dos requisitos de este modelo son terminar con el mandato de operación de los emisores (bancarios y no bancarios) y obtener licencia directa de las marcas, que ya lo ejecutamos. Hemos avanzado rápidamente en asistir a emisores y marcas en este proceso, en todo lo que es de nuestro ámbito de incidencia".

Editor
Diario Financiero

Diario Financiero, líder en prensa de negocios.

Ver nota original