Las incubadoras de negocios dan el salto: preparan fondos privados y se expanden para apoyar a las pymes

Autor: Diario Financiero

Las incubadoras de negocios se han convertido en piezas clave para impulsar emprendimientos disruptivos en el país en los últimos 20 años. Así lo refrenda la 'Evaluación de Desempeño de Incubadoras de Negocios y Aceleradoras 2020', benchmarking realizado por Corfo anualmente desde 2008 y que analiza el trabajo de las incubadoras y aceleradoras apoyadas por la institución estatal.

Son buenos tiempos para estas entidades: según el estudio, entre 2018 y 2019 experimentaron un aumento en el número de exportaciones, levantamientos de capital y empleos creados (1.639) por emprendimientos incubados bajo su alero.

Actualmente en Chile operan unas 15 incubadoras que, a través de programas que duran cerca de un año, apoyan a emprendedores principalmente de base científico-tecnológica en la puesta en marcha, desarrollo y crecimiento de sus negocios.

Un semillero de emprendimientos

'Usualmente atienden a 40 proyectos por año y buscan ser una especie de semillero. Lo que hacen, por ejemplo, es tomar a emprendedores y acompañarlos durante todo un proceso, hasta que tengan una idea clara, se accede a redes de mentores y contactos. En Startup Journey (iniciativa liderada por Corfo) se vio que el acceder a mentores aumenta sustancialmente la probabilidad de éxito de la startup, lo que viene usualmente sustentado por una incubadora', explica Stefanie Sherman, gerenta de Digevo Ventures, company builder del grupo Digevo.

Para fomentar su existencia, Corfo lanzó en 2003 un instrumento de apoyo a incubadoras y aceleradoras de negocios, que entrega cofinanciamiento de un 50% por tres años para su operación. Actualmente la estatal apoya a 13 incubadoras: UDD Ventures (U. del Desarrollo), Innovo (U. de Santiago), Incuba UC (U. Católica), 3ie (U. Federico Santa María), Chrysalis (U. Católica de Valparaíso), IncubatecUFRO (U. de La Frontera), Incuba Udec (U. de Concepción), Imagine, Magical, ChileGlobal Ventures (Fundación Chile), Mujeres Empresarias y Santiago Innova.

La gran mayoría son universitarias y, sobre las empresas que acompañan, siete incubadoras tienen firmas en etapa inicial, cuatro en fase de 'crecimiento' y dos en 'escalamiento'.

'Las incubadoras de negocios son un pilar fundamental de nuestro ecosistema de emprendimiento; a través de ellas es posible entregar servicios especializados, apoyando el desarrollo de ideas de negocios o arribo a otros mercados de forma exitosa, impactando en sus fases de crecimiento, desarrollo, y escalamiento', dice el vicepresidente ejecutivo de Corfo, Pablo Terrazas.

El análisis evalúa los resultados del portafolio de cada incubadora en materias como ventas, exportaciones y levantamiento de capital de los emprendimientos apoyados. Al comparar los resultados entre 2018 y 2019, las exportaciones aumentaron 102%, el levantamiento de capital tuvo un alza de 11% y la creación de empleos subió 18%. 'Todas presentaron una mejora, lo cual nos demuestra que están trabajando bajo un mecanismo de mejora continua para entregar un mejor servicio a los emprendedores y fortalecer sus propuestas de valor', afirma Terrazas.

A partir de esta evaluación, se identificaron cinco incubadoras que destacaron en estas dimensiones (ver recuadros), las que ya están delineando sus planes para 2021. Estos están marcados por el fin del Subsidio Semilla de Asignación Flexible (SSAF), un instrumento en que Corfo entregaba un fondo (unos $400 millones anuales) para que la incubadora invirtiera en startups. Todas están buscando nuevas formas de invertir levantando fondos privados de inversión, y buscando nuevas líneas de negocio para diversificar sus ingresos. Hoy, dos tercios de ellas dependen mayoritariamente de aportes estatales.

IncubatecUFRO

Potenciar las línea de negocios de asesorías a startups y a empresas es uno de los principales focos de la incubadora fundada en 2001 como un proyecto de académicos de la U. de la Frontera y que en 2008 se abrió a startups de todo Chile, especialmente a firmas con servicios y productos B2B entre las regiones de Valparaíso a la de Aysén. 'Llevamos desde 2013 como una de las incubadoras que más vende y uno de los hitos principales de 2020 fue mantener el ritmo. En 2021 pretendemos ser un facilitador entre la industria de startups, venimos desarrollando diferentes servicios para facilitar su crecimiento y apoyar su internacionalización', afirma Cristian Campomanes, gerente de IncubatecUFRO.

Hasta este año la incubadora entregaba financiamiento a través de SSAF, pero ahora seguirán patrocinando otros instrumentos Corfo y están en búsqueda de otros mecanismos de inversión para seguir apalancando firmas: 'Hemos hecho levantamientos puntuales con fondos. Lideramos la Mesa de Ecosistema Emprendimiento e Innovación Araucanía con empresarios para concientizar a que apuesten por el emprendimiento'.

En los últimos cinco años han incubado a 459 startups, como TOC Biometrics y Toteat.

Imagine

En 2013, y tras dos años de ideación por parte de un grupo de empresarios de tecnología que buscaban aportar al mundo de innovación desde la industria, nació Imagine, incubadora que tiene como su principal sponsor a Microsoft y que hoy busca desarrollar 'una oferta de venture capital', cuenta su CEO, Javier Cueto. En 2021 'el foco es tener mecanismos de inversión en startups a través del mundo privado, acercando también el mundo corporativo. Queremos potenciar nuestras líneas de apoyo a emprendedores de alto impacto en etapas de aceleración. (...) Sería un fondo de Imagine, la idea es que participemos en la administración con otros socios. Lo estamos levantando', dice el ejecutivo, quien adelanta que para mediados del próximo año esperan que esté operativo.

A la fecha, Imagine ha invertido US$ 5 millones en más de 120 startups en etapa temprana. Entre ellas a RedCapital y Suda Outdoor: 'El portafolio ha generado ventas en los últimos tres años por US$ 50 millones y han levantado más de US$ 13 millones con privados. Este año tuvimos nuestro primer exit', dice Cueto. Además de este programa, la incubadora tiene otro que apunta a firmas en fase de escalamiento y desde este año sumaron uno de asesoría (sin financiamiento) para startups tempranas en fase de validación y conectarlos con capitales. A eso se suma el trabajo de consultorías e innovación abiertas para corporativos y servicios tecnológicos.

UDD Ventures

El director ejecutivo de UDD Ventures, Ángel Morales, cuenta que en 2021 la incubadora —que surgió en 2010 y ha incubado a empresas como Algramo y Karun— busca reforzar una nueva línea de negocio que nació y marcó este año, que apunta a entregar asesorías y servicios a pymes no tecnológicas para acelerar su digitalización.'Este año vamos a terminar asesorías a 100 pymes', relata Morales.

Esta nueva unidad de negocio se dio como respuesta al fin del fondo SSAF con el que daban financiamiento a startups de su portafolio (cerca de 96). 'También estamos en la exploración de levantar algún tipo de fondo de capital semilla privado con empresas o family office para seguir trabajando con startups, no es un fondo propio', dice Morales Además, UDD Ventures también trabajó con áreas de innovación de empresas, línea que partió en 2019.

3ei

En 2001 se constituyó 3ie, y para 2021 la prioridad será trabajar en su sustentabilidad, lo que 'pasa por trabajar bastante los servicios que le estamos dando a los emprendedores', y ampliarse a nuevas formas de dar financiamiento a startups, afirma su director, Werner Kristjanpoller. 'Uno de nuestros objetivos es, según la necesidad de nuestros emprendedores, buscar financiamientos públicos y/o privado según sea lo más adecuado y factible', añade.

La incubadora recibe un presupuesto anual de la U. Santa María y genera ingresos por tres vías: incubación e inversión en startups a través del SSAF, solo la incubación y mentorías, últimas dos líneas que buscan robustecer en 2021. En incubación, Kristjanpoller detalla que reciben cerca de 70 startups anualmente, las que pueden postular todo el año a través de un proceso de ventanilla abierta y así acceder al proceso, que va desde la validación de la firma hasta búsqueda de mercados (tiene un programa de softlading en México). Su portafolio abarca 69 firmas, como Comunidad Feliz, que en cinco años ha concretado ventas por sobre los US $35 millones y generado 2.200 empleos.

Magical

Levantar un nuevo fondo de inversión para invertir en startups, es uno de los objetivos 2021 de Magical, incubadora fundada en 2013. El CEO de Magical, Juan Orlandi, cuenta que la incubadora tiene foco en empresas locales B2B de softwares que usan inteligencia artificial en industrias como minería y agro, en las cuales invierten montos de máximo US$ 100 mil. Hasta este año, la inversión la concretaban gracias un fondo de US$ 4 millones apalancado por family office y el SSAF de Corfo, el que en 2020 está llegando a su fin. En ese contexto es clave para el primer semestre de 2021 levantar un nuevo fondo de US$ 7 millones, apalancado con Corfo y privados.

Este año además cambiaron su nombre a Magical —antes era Magical Startup— lo que implicó un cambio de foco: antes era acelerar y ahora están transicionando a generar más exits y tener más levantamientos de capital semilla y series A. En cuanto a sus proyecciones el próximo año buscan que su portafolio, actualmente compuesto por 35 firmas —como Zippedi y SimpliRoute—, logre ventas por $25 mil millones.