Tasas de intercambio en medios de pago serán fijadas por un comité conformado por Hacienda, el Banco Central, la CMF y la FNE

Autor: Diario Financiero

Un giro dio el gobierno respecto del proyecto que anunció en julio pasado para regular las comisiones que fijan las marcas de tarjetas en el sistema de medios de pago, y que van en beneficio de los emisores.

El Ministerio de Hacienda comunicó en la ocasión que sería el Banco Central la entidad encargada de regular estas tarifas, más conocidas como tasas de intercambio, pero ahora la repartición encabezada por Ignacio Briones señaló que ese rol lo cumplirá un comité compuesto por cuatro personas designadas por el instituto emisor, la Comisión para el Mercado Financiero (CMF), la Fiscalía Nacional Económica y el mismo Ministerio.

Esto, luego de que el Ejecutivo anunciara este jueves que ingresó una indicación sustitutiva al proyecto de ley que fija las tasas de intercambio de medios de pago a través de tarjetas de crédito, débito y prepago, moción apoyada en forma unánime por la Comisión de Economía del Senado y que fue presentada por el senador Felipe Harboe. En particular, la indicación sustitutiva establece que las obligaciones de pago de tasa de intercambio por transacciones nacionales con tarjetas de pago, entre emisores y operadores de tarjetas de pago, estarán sujetas a límites.

"El objetivo del comité será fijar límites cada tres años, incluyendo la estructura y niveles de la tasa de intercambio, resguardando para estos efectos tanto el adecuado equilibrio entre las actividades de emisión y de aceptación de tarjetas de pago como la libre competencia en el mercado. Para ello, el comité contratará un estudio económico realizado por una entidad independiente y de experiencia comprobada a nivel internacional", señala un comunicado de Hacienda.

Fundamentos de la Indicación

Desde Teatinos 120 indicaron que, tal como lo plantea el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) y las distintas regulaciones internacionales, en ausencia de un marco regulatorio que imponga al menos un límite para la tasa de intercambio, los incentivos que tienen los emisores y las marcas de tarjetas serían para generar y aumentar beneficios no relacionados (millas, puntos, etc) para los tarjeta-habientes, los cuales son financiados por todos los usuarios, y aumentar los costos del sistema.

"En este sentido, hay una falla de mercado que requiere regulación para ser solucionada. Por esta razón, el interchange fee está regulado, entre otros países, en Estados Unidos, Australia, Nueva Zelanda, Canadá, Suiza, Colombia, Brasil y la Unión Europea", indicaron.

Agregaron que el TDLC, en enero de 2017, emitió una Proposición Normativa solicitando al gobierno cambios legales y normativos para fomentar la competencia en la industria de medios de pago con tarjetas. Entre otras cosas, solicitó prohibir la actuación conjunta de los bancos emisores en la adquirencia y regular la tasa de intercambio.

"La lógica del TDLC se basa en que el esquema de funcionamiento utilizado, en general, por las plataformas de tarjetas de crédito en el mundo es el que se conoce como esquema de cuatro partes. Bajo este esquema existen emisores autorizados de tarjetas (emisores) y agentes encargados de la afiliación de comercios (adquirentes). Ambos son independientes entre sí y además independientes de las marcas de tarjetas. En este esquema, el Emisor se financian fundamentalmente a partir del llamado Interchange Fee que fijan las marcas de tarjeta. El Adquirente se financia principalmente con la diferencia entre el merchant discount menos el interchange fee",

Editor
Diario Financiero

Diario Financiero, líder en prensa de negocios.

Ver nota original