Senador Harboe busca crear organismo que consolide tanto las deudas como los cumplimientos financieros de los chilenos

Autor: Diario Financiero

Más bien ajeno a la carrera para llegar a La Moneda que se abrió en el PPD, pese a que su nombre ha estado en el tapete, el senador Felipe Harboe dice estar preocupado y concentrado en buscar soluciones al complejo momento económico y político que atraviesa Chile, en medio de la pandemia.

Y es en este contexto que esta semana presentó un proyecto de "consolidación de deudas comerciales" –en el que lo acompañan los senadores DC Ximena Rincón, Carolina Goic y Jorge Pizarro y la independiente pro RN, Carmen Gloria Aravena- que, basado en modelos como los de Estados Unidos, Australia o México, crea un buró de créditos consolidados que, a diferencia de los organismos ya existentes, no sólo tendrá el historial de incumplimientos de los aspirantes a un crédito, sino también de cumplimientos. Lo que, a juicio del senador, beneficiaría tanto al primero como al mercado financiero.

Ello dado el alto endeudamiento en Chile que, según cifras a junio de 2019 previo a la pandemia, un 25% de los deudores bancarios presenta cargas financieras que más que duplican la carga mediana y exhiben niveles de apalancamientos 3,6 veces superior al mediano, explica el senador. Respecto de la deuda financiera, la mediana de consumo era a esa fecha de $ 1,7 millones y la hipotecaria de $ 23,7 millones. Y la deuda representativa crece con el ingreso de la población evaluada.

-¿De qué se trata el proyecto?
-De dotar al país y al mercado de un sistema de información real respecto de las deudas de cada persona, a través de un sistema de consolidación de deudas, que permitiría que todos los pasivos que tiene una persona estén consolidados en una base de datos, que sea utilizada, con mecanismos de protección obviamente, para un mejor análisis de deuda de cada persona.

-¿Con qué fin?
-Por un lado, terminar con la asimetría de información que existe entre los diferentes oferentes de financiamiento; y, reducir las condiciones de sobreendeudamiento que hay en ciertos segmentos de la población.

-¿Qué persigue el proyecto en concreto, que se cree una institucionalidad?
-Que se cree un sistema de información oficial, que tanga toda esta información, un buró de crédito; y todas las entidades financieras estarían obligadas a informar a esta gran base de datos toda la información que posean de las obligaciones cumplidas o incumplidas de todas las personas.

-¿Cuál es la diferencia de este proyecto con otros similares que se han presentado?
-Es que, adicionalmente, a la información negativa se incluye la información positiva. Esto significa que este buró de información no sólo va a tener los incumplimientos que una persona pudiera haber tenido y que, muchas veces, condicionan al oferente del financiamiento que sabe de sus incumplimientos, pero no cuántos cumplimientos tuvo. Y lo que queremos es que el oferente tenga un conocimiento total de la información, eso permitiría mirar en una línea de tiempo si la persona que pide el crédito es un buen o un mal pagador.

-¿De qué manera esto beneficiaría a una persona que solicite un crédito, por ejemplo?
-En la práctica, lo más importante es que podría optar a una mejor tasa, porque si tiene –por ejemplo- un muy buen comportamiento de pago y capacidad de endeudamiento. También podría hacer portabilidad con mayor facilidad, porque es un buen pagador.

-¿Pese a que haya tenido algún incumplimiento?
-Claro, porque hoy día a una persona va a pedir un crédito le exigen el certificado de Dicom o cualquier otro, que sólo registra los incumplimientos; pero si tuviesen la información completa y se dan cuenta de que es un incumplimiento en un entorno de 10 o 12 créditos que sí pagó.

Beneficio para el mercado financiero

-Pero se le va a dar mucha información a esta nueva institucionalidad, ¿cómo se controla que no haya mal uso de ella?
-El proyecto establece mayores resguardos a la protección de esos datos, circunscribiéndolos solo a lo que dice la Ley 20.575, la famosa Ley Dicom; es decir, que esa información sólo se puede utilizar para la finalidad de evaluar riesgo comercial.

-¿Cómo se evita que esa información trascienda a otros sistemas?
-Porque esta información debe tener resguardo de información crítica. Y se establece un régimen de sanciones para el responsable de la base de datos. Los estándares internacionales en materia de protección señalan que si una base de datos con información crítica tiene vulneraciones y se comprueba que estas han sido producto de la falta de inversión o de la no adopción de medidas de seguridad, la persona responsable puede perder el derecho a seguir manteniendo bases de datos.

-¿Y en Chile?

-El proyecto de datos personales contempla una sanción que llega hasta los US$ 300.000.

-¿En qué está ese proyecto?
-Lamentablemente, todavía está en la Comisión de Hacienda del Senado, lleva ahí alrededor de ocho meses y estamos esperando que lo vean, pero han estado concentrados en los temas de la pandemia.

-¿Cómo beneficia, el proyecto que propone, al mercado financiero?
-Lo beneficia directamente, porque permite otorgarle información de calidad respecto de la situación real de deuda de las personas que van a solicitar un crédito. Y cuando hay mejor información, las decisiones son más seguras. Va a permitir reducir los riesgos, evitando otorgar créditos a personas que tengan una condición de sobrendeudamiento. Actualmente, para otorgar un crédito, el banco hace una evaluación sobre la base de la información que tiene disponible, pero ahí no figuran un conjunto de otros créditos o deudas que las personas puedan tener en entidades que no están obligadas a entregar información.

"Estoy dedicado a ser útil, más que importante"

-¿Qué le parece el avance en la Cámara del proyecto que permite el segundo retiro de fondos?
-Creo que se necesita una nueva inyección de beneficios económico-sociales a la vena para emprendedores y personas que están desempleadas, para que no se sigan utilizando los fondos de pensiones como mecanismo paliativo de la crisis social. No es sano, particularmente para las personas más vulnerables y para la economía.

-A su juicio, ¿lo que ha hecho el gobierno para paliar la crisis, con bonos y otras ayudas, es suficiente para frenar el avance del proyecto?
-Creo que la crisis social y económica, hoy día, es mucho más profunda de lo que se cree. Mi percepción es que esto va aumentar probablemente en los próximos meses producto de que todavía falta una inyección a la vena, particularmente a la pequeña empresa, el pequeño comercio, ese que no es bancarizable. En su oportunidad se habló de que se iban a reactivar las obras públicas y, lamentablemente, la burocracia del Estado no permite que los proyectos se comiencen a ejecutar y eso es un problema, porque lo que se requiere hoy día es empleo.

-En su partido hay, a lo menos, tres candidaturas presidenciales y a usted se lo ha mencionado como carta para postular a La Moneda, ¿va a participar de una primaria interna si es que la hay?
-Me han llamado mucho para que participe del proceso y a todos les he dicho que mi primera preocupación estaba en el plebiscito. En segundo lugar, mi preocupación está en la recuperación económica, porque a diferencia de los tres candidatos que hoy día hay en el PPD, yo soy senador en ejercicio y me preocupa mi zona, Ñuble, que está muy complicada económica y socialmente. Por lo que me parecería completamente inoportuno estar discutiendo sobre candidaturas presidenciales, cuando tengo un rol que jugar en materia de recuperación económica y social no sólo de mi región, sino aportar para que al país le vaya bien. También me preocupa que el país recupere la capacidad de diálogo para trabajar bien en la nueva Constitución.

-¿Va apoyar a alguno de los precandidatos que ya hay en el PPD?
-Va a depender de las decisiones que tomen, pero eso será más adelante, ahora estoy concentrado en proyectos como este y otros que pueden ayudar a mejorar las condiciones en Chile. Me levanto y me acuesto con una frase de Winston Churchill en la cabeza, cuando decía que 'el problema de esta época es que hay muchos que quieren ser importantes y pocos que quieren ser útiles', y, la verdad, estoy dedicado a ser útil, más que importante.

Editor
Diario Financiero

Diario Financiero, líder en prensa de negocios.

Ver nota original