Adiós al efectivo: Tarjeta de débito destaca como el medio de pago favorito de los chilenos

Autor: Diario Financiero
Rafaella Zacconi
May 5, 2021

Digitalización, medios de pago y nuevos modelos de negocio, estos fueron unos de los grandes puntos que se tocaron este miércoles en el encuentro digital de DF “Grandes Tendencias en Medios de pago”, donde se presentó la X Edición del Informe Medios de Pago de Minsait Payments.

Bajo la moderación de la Editora de DF, Isabel Ramos, cinco expositores de la industria se reunieron para conversar sobre el futuro de los medios de pago tradicionales, así como su convivencia con otros más nuevos, en un contexto donde la pandemia ha acelerado cada vez más la digitalización.

Según el informe presentado por el consultor de Minsait Payments, Javier Conte, y la consultora de Afi, Verónica López, se espera que el tamaño del mercado global de pagos digitales al menos se duplique en los próximos diez años, “sustentado en las iniciativas de promoción del pago digital, la universalización de los smartphones, de la conectividad de datos y el crecimiento del e-commerce”.

En este sentido, según el estudio, más del 50% de los entrevistados a nivel global han reducido o abandonado el uso de efectivo en 2020 a raíz de la pandemia, siendo Chile uno de los países que más destaca en este ámbito con un 77%.

“El uso de efectivo disminuye por la adopción de comportamientos y hábitos preventivos al contagio, y sobre todo, porque el confinamiento nos ha obligado a todos a comprar, consumir y pagar en remoto, de forma virtual”, explicó Conte.

No obstante, los cambios vienen acompañados de ganancias. En el caso de Chile, la disminución del uso en efectivo y monedas ha derivado en nuevos problemas para el Banco Central, pero para las compañías que han incursionado en nuevos modelos de negocios como FinTech y aplicaciones bancarias, esto es sólo el comienzo.

Tendencias a nivel local

De acuerdo al estudio, un 63% de los chilenos declara comprar por internet con más frecuencia, convirtiendo a Chile en el país de Latinoamérica que más destaca en este ámbito, mediante el uso de smartphones y medios de pago más habituales como la tarjeta bancaria y transferencias.

Si bien para Chile esta ha sido una década “ausente”, según los expertos, respecto a grandes cambios estructurales, la consultora de Afi aseguró que las tarjetas ya representan el 88% del total de los pagos realizados por medios electrónicos en Chile, pasando de los 430 millones de pagos con tarjeta realizados en 2011 a más de 2.100 millones registrados este año. En este sentido, el país sólo queda detrás de Brasil y México.

Específicamente, el medio de pago favorito de los chilenos continúa siendo la tarjeta bancaria, siendo la de débito la que se ubica en la cúspide con un 98%, seguida por la de crédito con un 61% y la de prepago con un 30%. Incluso, la multitenencia de tarjetas también ha tomado fuerza, llevando a Chile a ubicarse en los primeros lugares después de Brasil y Perú.

“Estamos en una realidad que hace 18 meses atrás no nos imaginábamos, sabíamos que el comercio electrónico tomaba cada día más relevancia, el comercio móvil, la digitalización, pero la verdad es que lo veíamos todavía un poco lejano y hemos entrado en una evolución y un dinamismo tremendo”, comentó el Country Manager para VISA en Chile, Francisco Valdivia.

“Hay que reconocer que el mundo y Chile, dentro de ser un mercado con muchos avances en términos de medio de pago, están altamente conectados. Esto hay que verlo como una tremenda oportunidad”, agregó.

De igual forma, las aplicaciones bancarias son cada vez más cotidianas en el mercado regional y local. Según los datos recopilados, un 96% de los chilenos tiene instalada y usa la App de su entidad financiera. De éstos, un 47% la usa todos los días mientras que un 32% declara usarlo todas las semanas.

Desafíos de la industria

De acuerdo a Javier Conte, nueve de cada 10 personas coinciden en que el impacto que la pandemia ha tenido en el uso de los medios de pago ha sido positivo en cuanto a la aceleración de su uso y a la digitalización de los mismos. Sin embargo, uno de cada cuatro todavía cree que queda trabajo por hacer respecto a la falta de acceso a estos medios.

Para el country manager de Mastercard en Chile y Paraguay, Patricio Sandoval, hay varios aspectos a revisar, comenzando por una digitalización y transacciones en comercios no presenciales más rápidas y eficientes.

“Tenemos que pasar de la parte transaccional, que es seguro, pero altamente friccionado a un esquema en el cual el consumidor no tenga que pasar por más de una autenticación, porque el cliente quiere transacciones rápidas, simples y seguras. A esto además debemos agregar la protección de los datos y la información”, explicó.

En esta misma línea, un 68% de los encuestados prioriza abarcar el fraude y seguridad a partir del crecimiento electrónico y la banca online. Asimismo, un 56% afirma que otro gran desafío reside en la transformación digital, seguido por un 50% que plantea la competencia en términos de medios de pago con FinTech y neobancos.

La irrupción de las FinTech

Según el estudio, un 75% de los expertos considera que el panorama competitivo será una combinación de FinTech, BigTech y neobancos. Además, ante una eventual entrada de las Big Tech en la provisión de servicios, un 12% asegura que la reacción de la industria bancaría sería asociarse con una FinTech.

Sin embargo, una de las complicaciones para aquello es que éstas todavía no están reguladas, por lo que, según Verónica Pérez, aún se quedan un poco atrás respecto a otros agentes del sector financiero.

“Hay una necesidad de contar con reglas del juego para que las FinTech apoyen a todo el ecosistema a facilitar y garantizar la universalidad de los servicios financieros y sobre todo de los servicios de pago digitales, que yo personalmente estoy convencida de que son la puerta de entrada de cualquier persona y colectivo a la inclusión financiera”, aseguró Pérez.

En esta misma línea, el CEO de Tenpo, Fernando Araya, aseguró que para lograr nuevos avances en la industria FinTech es necesario no sólo una normativa entre las empresas privadas, sino que también un marco regulatorio para que persistan las condiciones e incentivos necesarios.

“La industria financiera hace mucho rato que necesita adaptarse realmente a la necesidad de las personas. Hay que hacer una disrupción y desplegar una solución acorde a lo que se espera actualmente”, agregó.

Sumado a esto, el ejecutivo de VISA aseguró que el mercado de pago también ha dado un paso importante respecto a la inclusión de monedas digitales al ecosistema.

Esto, según él, “viene a complementar todo lo que es interconectividad para generar una red más ampliada y más transversal”.

Editor
Diario Financiero

Diario Financiero, líder en prensa de negocios.

Ver nota original