La Polar entra al negocio de tarjetas de prepago y espera estar operando en los próximos meses

Autor: Diario Financiero

Un nuevo actor se sumará al mercado de tarjetas de prepago. Se trata de La Polar, multitienda que obtuvo “luz verde” por parte de la Comisión para el Mercado Financiero (CMF) para emitir este tipo de plásticos.

Tras obtener las autorizaciones regulatorias, la empresa controlada desde 2018 por Leonidas Vial, -uno de los principales socios de LarrainVial- ayer se publicó en el Diario Oficial las modificaciones de los estatutos de Inversiones LP, sociedad que administra el negocio financiero de La Polar, “con el fin de ampliar su giro e incorporar a la emisión de tarjetas de crédito, la emisión de tarjetas de pago con provisión de fondos”.

Imagen foto_00000002

Las primeras conversaciones para el ingreso de La Polar al mercado del prepago se iniciaron el año pasado. Según los registros de Ley de Lobby de la CMF, a principios de diciembre llegaron hasta las dependencias del ente supervisor para reunirse con el intendente de Regulación de Bancos e Instituciones Financieras, Luis Figueroa, el gerente de Asuntos Legales de Inversiones LP, Gustavo Irarrázaval; el gerente general de Retail Financiero La Polar, Marcelo Arancibia; y la gerente comercial Retail Financiero, Carla Miller.

Una segunda cita se concretó a comienzos de marzo, en la que acudieron Irarrázaval, Arancibia y Manuel Vial Claro. En la reunión estuvo Figueroa junto al director jurídico de la CMF, Cristián Carmona.

Los planes y desarrollos

Conocedores del negocio revelan que la compañía planea estar comercializando las primeras tarjetas de prepago en los próximos dos a tres meses a través de un formato físico.

De esta manera, La Polar clavará la primera bandera del retail financiero en este negocio, ya que será el primer actor de la industria en participar con una tarjeta física. Ripley y Falabella sólo habían lanzado billeteras electrónicas a fines del año pasado y principios de 2020, respectivamente.

Cercanos a la operación detallan que el objetivo del negocio es poder ofrecer un producto financiero alternativo a sus clientes, puesto que en la actualidad sólo ofrecen tarjetas de crédito.

Indican que La Polar se aventuró en el negocio de prepago al darse cuenta que muchos de sus clientes carecían de una cuenta bancaria en la que podrían recibir su sueldo, y en caso de contar con ésta, era una CuentaRUT de BancoEstado.

De esta manera, pretenden en fidelizar a sus clientes y aumentar el cruce de productos. Asimismo, podrá bancarizar a aquellas personas que no están en el sistema financiero.

Con la emisión de la tarjeta de prepago también podrá captar depósitos y recibir transferencias provenientes de otras entidades financieras.

La diferencia con una tarjeta de crédito es que el cliente no se endeuda al tomar este producto ya que sólo gasta el saldo que mantiene en la cuenta, pero de acabarse el dinero puede abonar a este plástico. Además, pueden utilizar la tarjeta en los comercios adheridos al sistema de prepago, como también hacer compras internacionales.

Desde el punto de vista del negocio de prepago, ejecutivos de la industria explican que este tipo de producto permite ganar mediante las comisiones. Por ejemplo, en la actualidad existen tarjetas de este tipo que cobran por la apertura de la cuenta, la mantención mensual, comisión por su uso en el extranjero y/o por los giros que se realizan en cajeros automáticos.

Asimismo, reciben ingresos cuando son utilizadas en el sistema de medios de pago en su calidad de emisor por parte de los adquirentes, que es el que provee al comercio la red de pagos.

De ahí el alto interés de La Polar de poder participar de este negocio al cual se han sumado Santander, Bci, Caja Los Héroes y Tenpo.

El negocio financiero

Tras la salida de CMR Falabella como actor del retail financiero al ser consolidado en Banco Falabella y la adquisición de la ahora tarjeta Lider Bci por parte de Bci, La Polar es uno de los principales emisores de tarjetas de crédito de la industria.

Según los resultados de la compañía durante del tercer trimestre, cuenta con más de 400 mil tarjetas con saldos en este período y las colocaciones alcanzaron en este período los $ 104.208 millones.

En Ebitda -indicador que hace referencia a las ganancias de la compañía antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones- el retail financiero de La Polar generó entre julio-septiembre $ 2.881 millones.

Esta cifra fue menor a lo registrado en el mismo período de 2019 cuando llegó a $ 3.958 millones, marcando un retroceso de 27,2%, lo que fue explicado por la compañía por los impactos que ha tenido la pandemia en la economía.

El negocio financiero es una palanca importante de La Polar. El Ebitda total durante el tercer trimestre fue de $ 5.536 millones, de los cuales el 52% provino del retail financiero.

Editor
Diario Financiero

Diario Financiero, líder en prensa de negocios.

Ver nota original