Fintech chilena busca mejorar condiciones de financiamiento vía factoring para las PYME

Autor: Diario Financiero

Lanzada en octubre del año pasado, la FinTech chilena Factor Trade se propuso ser un nuevo espacio digital para las Pequeñas y Medianas Empresas (PYME) que buscan obtener mejores condiciones a la hora de vender sus facturas por cobrar a una empresa de factoring.

Desarrollaron una plataforma digital de empresa a empresa (B2B) que opera como un puente con firmas de factoring, donde las PYME pueden publicar sus facturas gratuitamente y recibir ofertas por parte de los siete factoring que trabajan con la FinTech. "La idea es generar competencia de tal manera que las empresas puedan cotizar y comparar las ofertas para llegar a la mejor opción de financiamiento", comenta el cofundador de la startup, Hans May.

Cuenta que hacia finales de 2018 se percataron de que las PYME tenían un gran problema para acceder al factoring: no existía un lugar físico ni digital que les permitiera acercarse a esta opción de financiamiento, ni mucho menos cotizar con varios factoring en un mismo acto.

"Además, hace un par de años los factoring eran muy estrictos en la cantidad de documentación que exigían a las PYME para respaldar la operación. Pero han debido ir relajando sus solicitudes, porque ya no sólo compiten contra los bancos y sus áreas de crédito a empresas, sino también con los crowdfunding -plataformas que permiten el financiamiento colaborativo de proyectos-", dice May, algo que buscan aprovechar para seguir simplificando el proceso.

Cómo opera

Cada factoring evalúa los datos y antecedentes de las empresas que buscan financiamiento para determinar si son sujetos de crédito o no. Si lo son, hacen una oferta que debe considerar la tasa de descuento -equivalente al interés- y otras informaciones relevantes como el plazo en el que están dispuestos a girar los fondos y los documentos adicionales que requieren para cursar la operación.

No se muestra el nombre de los factoring ni de las PYME hasta que se concreta una oferta. "La idea es que la elección se base en el detalle de la cotización y no en el nombre de las partes, ya que algunos factoring suelen cobrar tasas más altas a PYME más riesgosas", explica el emprendedor. Una vez que la PYME acepta una cotización, se genera el vínculo comercial y se le informa a cada parte quién es su contraparte para que continúen el proceso externamente en el sitio web del factoring.

"Y estamos trabajando en un segundo módulo que estará operativo a más tardar en abril y permitirá agregar en línea la mayor parte de la documentación que los factoring requieren según caso a caso, como la carpeta tributaria, de manera de ir cerrando el sistema y que el proceso se haga integralmente dentro de la plataforma", adelanta May.

La fintech, que se ha financiado con recursos propios de los socios por cerca de US$ 80 mil, opera con un modelo de negocio donde el registro en la plataforma es gratis tanto para la PYME como para el factoring, y se cobra un fee variable a estos últimos cada vez que concretan una operación, "como una especie de comisión por venta", comenta el emprendedor".

A la fecha tienen poco más de 250 usuarios activos y quieren terminar el primer semestre con mil empresas registradas, para lo que ya han tenido contacto con firmas de factoring que les ha interesado el modelo en Colombia y Perú.

Editor
Diario Financiero

Diario Financiero, líder en prensa de negocios.

Ver nota original