Eugenio von Chrismar, de Bci: “Ser un banco tradicional que ofrece productos o servicios ya no es suficiente”

Autor: Diario Financiero
Patricio Poblete
Apr 6, 2021

La fuerte expansión en Estados Unidos y su temprana digitalización le permitió a BCI compensar parte del impacto del complejo 2020. Pero el gerente general, Eugenio von Chrismar, está lejos de quedarse tranquilo. Sabe que se debe monitorear la crisis y sus efectos, pero también tiene una preocupación más estructural sobre la transformación de la industria.

Los resultados observaron una caída de 21,2% en las ganancias en 2020, aunque hubo un repunte en el cuarto trimestre y una mejora en el margen. ¿Cómo se ven las perspectivas para este año?

Efectivamente, los resultados fueron menores a los del 2019, aunque logramos cumplir el presupuesto que nos propusimos dada la magnitud de la crisis sanitaria. Con respecto a nuestro margen financiero, fue el que más creció en la industria, a lo que se suma que logramos mantener importantes inversiones en tecnología y en procesos digitales, avanzando en nuestra transformación digital.

Pero creo que el mayor éxito del 2020 para el banco fue otro. Fue haber mantenido nuestra continuidad operacional al 100%. No solo hablo de asegurar la cadena de pagos, que es un rol básico que tenemos que cumplir. Las personas lo estaban pasando realmente mal y pudimos salir a apoyar a miles de pymes y clientes en uno de los principales gastos que tienen las familias: los créditos hipotecarios.

Ustedes lo postergaron por seis meses…

Cuando vimos la gravedad de la crisis, en el Bci nos pusimos a pensar cómo podíamos ayudar. Y lo primero que hicimos fue lanzar un programa para postergar los pagos de los créditos hipotecarios por seis meses, sin intereses, para nuestros clientes. El crédito hipotecario puede representar el 20% o el 30% de los gastos de una familia. Esto implicó horas extra y muchos fines de semana de trabajo de equipos completos del banco, pero valió la pena. Fuimos el primer banco en lanzar este programa, antes incluso de que hubiera una norma al respecto, y nos sentimos orgullosos de eso, sobre todo cuando vimos la reacción de nuestros clientes. También prorrogamos créditos de consumo, alcanzamos un 21% de participación de mercado en los créditos Fogape- Covid y fuimos primeros en venta Fogain. Detrás de estas medidas hay pymes, familias y personas que pudieron sortear momentos difíciles. Eso es lo que queda al final del día.

Grupo español Mutua Madrileña tomará el control de Bci Seguros

¿Y sobre 2021?

Soy una persona optimista. Basándome en los datos oficiales al día de hoy, estimo que será un año mejor, con una economía que va a crecer cerca del 6% y una inversión sobre el 8%. En la medida en que avance el plan de vacunación, las empresas van a empezar a operar con mayor normalidad y la economía va a empezar a repuntar. Los planes de ayuda impulsados por el Gobierno y el Congreso han sido los más efectivos en la región.

Si bien estamos pasando por una etapa muy mala en términos de contagios, tal vez las peores semanas de la pandemia, todo apunta a que la situación estará mucho más controlada en el segundo semestre. También vemos un pequeño repunte en las colocaciones.

El negocio en Estados Unidos tuvo un buen desempeño, explicando el 27% de las colocaciones y activos. ¿Cuál es la perspectiva de mediano plazo en EE.UU.? ¿A cuánto del balance llegará?

Las expectativas económicas de City National Bank (CNB) y de Bci Miami son muy promisorias. Florida, y Miami en particular, están con mucho dinamismo. La cantidad de inversiones y la carga tributaria están haciendo que sea uno de los estados a donde llegan más personas a vivir.

City National Bank se ha logrado posicionar muy bien. En 2020 aumentó su base de clientes en 15%. Hemos logrado entregar una muy buena propuesta de valor, que nos ha diferenciado en el mercado norteamericano y hemos hecho inversiones importantes en transformación digital, al igual que en Bci.

Hoy City National Bank es el segundo banco local más importante en el Estado de La Florida y uno de los 100 más relevantes del país, con activos de US $19 mil millones. Es una cifra relevante, que representa el 25% de los activos de Bci. Además, contamos con una excelente base de capital, una sólida cartera de clientes, depósitos y bajo riesgo de cartera. Durante el 2020 City National Bank participó activamente en los programas de ayuda estatal a las pymes de Estados Unidos, por un total de US$2 mil millones, lo que también nos ayudó a aumentar nuestra participación de mercado.

Todo esto refleja el avance del plan de internacionalización del banco, que comenzamos con Bci Miami hace más de 20 años, y que hoy atiende a muchas empresas chilenas que tienen operaciones en EE.UU. y que ya cuenta con activos sobre US$4.000 millones.

¿Tienen planes de seguir creciendo vía adquisiciones en Estados Unidos? ¿O en mercados de América Latina?

Estamos siempre analizando y abiertos a nuevas oportunidades. En los últimos meses nos hemos enfocado en el lanzamiento de Bci Perú, un mercado que conocemos desde hace más de 20 años gracias a nuestra oficina de representación. Allá mantenemos estrechas relaciones con nuestros clientes peruanos y con más de 600 clientes chilenos, empresas que invierten y se están expandiendo en el país.

Otro de nuestros focos es el joint venture que tenemos con Evo Payments para desarrollar nuestra propia red de adquirencia. Con este proyecto aspiramos a que cada empresa, ya sea pequeña, mediana o grande, que atienda física o digitalmente, tenga una alternativa de aceptación de pagos según sus necesidades. Así, buscamos contribuir a la inclusión financiera y a la bancarización del mercado en el país, además de que los clientes puedan pagar sin efectivo en todo Chile. Este proyecto, al igual que el de Perú, está a la espera de aprobaciones regulatorias.

En cuanto a EE.UU., hemos estado consolidando nuestro plan de internacionalización con BCI Miami y el City National Bank, al que ya se integró en 100% el Executive Bank, el tercer banco que el Bci ha comprado en Florida.

¿Cuáles son las perspectivas de las ganancias, considerando que se requiere más capital por Basilea?

Las perspectivas de ganancias del banco están ligadas al crecimiento económico del país, que debería retomarse este año, de acuerdo a nuestras estimaciones. Creemos que en el 2023 vamos a llegar a niveles de empleo y producto geográfico bruto que teníamos en 2019, por lo que es muy importante impulsar políticas públicas orientadas a generar confianza, inversión y empleo.

Respecto a Basilea III, en Bci tenemos los niveles de solvencia, los estándares de gestión y control de riesgos que nos van a permitir cumplir las exigencias regulatorias de esta norma, teniendo como base la aplicación de la experiencia de la norma a nivel internacional.

Bci hizo provisiones adicionales por $148 mil millones. ¿Ven mayor riesgo de impago hacia delante?

Si se mantienen las restricciones sanitarias por más tiempo de lo previsto, la recuperación económica podría ser más lenta, por lo que constituimos provisiones voluntarias adicionales en Chile y Estados Unidos. Lo hicimos para anticiparnos. Estamos monitoreando muy de cerca la evolución de la economía.

Está claro que un menor crecimiento de la economía y un mayor desempleo afectan los indicadores de riesgo y, por lo tanto, el nivel de morosidad. Pero también hay que tener en cuenta que estamos viviendo una crisis muy particular, porque es una crisis de origen sanitario y no financiero, lo que significa que es transitoria. Su impacto en el riesgo va a depender de cuánto dure y de la rapidez que tengan la economía y el empleo para recuperarse.

Junta de accionistas BCI

Esto es importante, porque lo que hemos visto es que cuando las personas recuperan su capacidad de pago, se ponen rápidamente al día en sus obligaciones financieras, lo que es muy destacable. Lo vimos durante el segundo semestre de 2020: cuando la gente retiró el 10% de los fondos de pensiones o usó los planes de apoyo del Gobierno, se redujo la morosidad en el segmento de consumo. Son fenómenos que están relacionados, no hay duda.

¿Ve algún riesgo en particular en materia de créditos?

No hemos visto un aumento importante en la mora, gracias a las medidas de apoyo del banco, del Gobierno y el retiro del 10%. Si la pandemia no se alarga más tiempo del proyectado, esperamos que la morosidad se mantendrá en torno a los niveles actuales.

Con una menor clasificación de riesgo país y un escenario de sucesivas elecciones y cambio de constitución. ¿Esto puede afectar las tasas de interés u otorgamiento de créditos?

Las tasas de interés ya tienen recogidas la menor clasificación de riesgo y la incertidumbre que mencionas, por lo que esto no debería afectar la oferta de crédito ni el costo de fondo. Por otra parte, Chile tiene una larga trayectoria institucional y estoy optimista en que los procesos políticos que están por venir le harán honor a esta trayectoria, porque todos queremos lo mejor para el país.

Uno de los aspectos abordados por usted en la memoria 2020 es el incierto escenario en el que se encuentra la banca en general, en particular por la disrupción de competidores tradicionales y no tradicionales…dijo que “tenemos que buscar alianzas”. ¿Tiene algunas en vista? ¿Hay planes de adquisiciones en alguna?

Es verdad que la banca enfrenta la competencia de nuevos actores y el escenario es incierto, pero también es verdad que acaba de sortear uno de los años más difíciles de las últimas décadas, una crisis económica que ha afectado prácticamente a todos los sectores y a todas las familias del país, y lo hizo dando certezas en momentos de gran incertidumbre.

Nosotros queremos seguir siendo relevantes para nuestros clientes. Para eso es clave que seamos ágiles, flexibles y más eficientes. Hoy debemos formar parte y orquestar ecosistemas, es decir, que distintas empresas colaboremos para generar un servicio más completo y oportuno.

Queremos convertirnos en un actor significativo en el mercado de soluciones de adquisición y pago en Chile, combinando Servicios Financieros, MACH, tarjetas de crédito Bci y el joint venture con EVO Payments. Es un complemento notable y poderoso, que atiende a más de 5 millones de clientes. Además, estamos construyendo una empresa basada en datos para ofrecer la mejor información y un asesoramiento detallado para cada cliente. Estamos muy contentos de tener el primer asesor financiero en Chile basado en inteligencia artificial. Ya contamos con más de 500 modelos analíticos y estamos trabajando con los mejores partners a nivel mundial.

¿Cuáles serán los focos del negocio en los próximos años?

Ser un banco tradicional que ofrece productos o servicios ya no es suficiente. Las personas tienen poco tiempo y necesitan asesoría para tomar las mejores decisiones de acuerdo a su realidad, de manera oportuna, con interacciones simples, que le agreguen valor. Por eso en el Bci vamos a evolucionar para convertirnos en una plataforma de asesoría financiera que entregue soluciones personalizadas y oportunas a personas y a empresas. En este contexto, el crédito es una consecuencia, no un objetivo en sí mismo. En otras palabras: la gente no quiere un crédito hipotecario. Quiere una casa. Y no quiere cualquier casa. Quiere una que se adapte a su familia, que esté cerca de su trabajo y del colegio de sus hijos, por ejemplo, una casa que también se adapte a su presupuesto. Vamos a ayudar al cliente a tomar todas esas decisiones basándonos en información. Lo mismo para ahorrar, invertir, viajar. Para cumplir sus proyectos. Les vamos a facilitar la vida con el desarrollo de ecosistemas y economía digital.

Con esta misma mirada estamos abordando el mercado de medios de pago, que está en plena disrupción. Tenemos camino avanzado para convertirnos en el actor más relevante orquestando un ecosistema que integre compañías líderes en el mercado nacional e internacional para construir nuevas propuestas para el cliente. Desde Bci, ya contamos con las funcionalidades de pagos digitales de MACH, estamos desarrollando el nuevo negocio de adquirencia con Evo Payments y tenemos la alianza con Servicio Financieros Walmart. Desde allí seguiremos creciendo.

También buscamos liderar el mercado de inversiones a nivel local y regional. Hay una gran oportunidad en el mercado, porque los hábitos de ahorro de las personas están cambiando. Hay nuevos actores que están ofreciendo modelos de servicios disruptivos y en América Latina hay un mercado que todavía no cuenta con estos servicios.

Y, por último, estamos transformando nuestro modelo de servicios y negocios para personas y empresas, con foco en pyme.