Así planea Citi Ventures conquistar al ecosistema fintech de Latam

Autor: Diario Financiero

Luis Valdich lleva poco más de 20 años de su vida dedicados, casi en su totalidad, a dos temas muy particulares: inversiones y emprendimientos.

Se trata de una aventura que comenzó poco antes de 2000 y que lo ha llevado a trabajar en todo tipo de compañías y fondos dedicados en su mayoría a los puntos antes mencionados, como son el banco japonés Softbank, la consultora McKinsey & Company y J.P. Morgan Chase.

Sin embargo, su trabajo en este sentido se intensificó hace exactamente cinco años, cuando aceptó una oferta de trabajo para unirse a Citigroup, con el objetivo de liderar los esfuerzos de su brazo de corporate venture capital, Citi Ventures.

Se trata de un fondo de inversión corporativo que la entidad financiera estableció hace poco más de 10 años y desde el cual pretende no sólamente generar innovación para su compañía, sino también aliarse con las cientos de empresas de tecnología financiera, también conocidas como fintechs, que están todos los días apareciendo por el mundo.

“Todo comienza hace aproximadamente 10 años, con el objetivo de empujar la innovación al interior de Citi, con un modelo cuya meta principal era la de traer el outside in, es decir, traer todo aquello que se estaba generando afuera a la compañía”, explica Valdich en entrevista con Forbes México.

Su nacimiento se dio en un momento muy particular, afirma el directivo, justo en medio de la la crisis financiera de 2008, un evento que, más allá de todas las dificultades que generó, también impulsó el desarrollo de la innovación en el mundo.

“Citi Ventures aparece justo en medio de la gran recesión de 2008, un momento en el cual, mientras algunos bancos retrocedían, también se generaban importantes innovaciones en cuestión de tecnología financiera, situación se benefició también de la aparición del iPhone, que acabó por ser un gran catalizador del fintech”, apunta.

De esta manera, comenta Vardich, Citi Ventures es hoy operativamente un fondo enfocado en realizar inversiones en startups que se inserten dentro de este universo fintech, además de espacio cuyo objetivo es ubicar partners que pueden apoyar al desarrollo del banco y a la creación de nuevos productos y servicios.

Es así como en esta década que tienen de funcionamiento han creado un portafolios que hoy tiene en su interior poco más de 60 compañías de diferentes partes del mundo, desde Estados Unidos hasta Israel, en las cuales ya han invertido y desarrollado diferentes partnerships que sean benéficos para las dos partes.

“A lo que nos dedicamos es a buscar buenas oportunidades tanto de inversión como de colaboración que nos permitan crecer tanto desde el punto de vista del negocio como desde la posibilidad de generar ideas que nos ayuden a mejorar nuestras prácticas internas”, menciona.

Un nuevo objetivo

Pero el corporate venture capital liderado por Luis Valdich no planea quedarse únicamente en este lugar, sino que desde hace unos años ha venido analizando la posibilidad de conquistar, a través de sus inversiones en startups, un nuevo territorio.

Estamos hablando de Latinoamérica, una zona que Luis conoce muy bien gracias a su origen boliviano y a la que considera sumamente importante de cara al futuro, debido al avance que en los últimos años la región ha venido experimentando en materia de tecnología financiera y emprendimiento.

“Desde mi punto de vista el avance que tenido la región en temas fintech ha sido excepcional, habiendo yo estado en este entorno desde hace 20 años, con la experiencia que tuve en Softbank y siendo boliviano, lo que te puedo decir es que hoy en día la cantidad de empresas latinas tech que son de primera línea es extraordinaria, por lo que sí vemos definitivamente oportunidades muy importantes en la región”, destaca.

Con Valdich coincide también Sinead O’Connor, quien es la directora corporativa de Experiencia Digital de Citibanamex, quien visualiza que en muy poco tiempo las startups de tecnología financiera de América Latina empezaran a dar de qué hablar también más allá de región.

“Lo más interesante en este caso es lo rápido que se han dado las cosas, la transformación, hoy ya tenemos, por ejemplo, a empresas como Clip que si bien son jóvenes lo están haciendo muy positivamente, por lo que es muy probable que en muy poco tiempo empiecen a expandirse y a ser cada vez más más fuertes”, detalla.

A estas visiones es importate añadirles, dice Luis Valdich, la importante presencia que tiene en Latam el propio Citigroup, quien por esta razón tiene tambien en el radar a toda la región.

“Fue muy obvio que México y Latinoamérica representaban para nosotros también una oportunidad importante para colaborar, principalmente por la gran presencia que tiene aquí Citi, entonces no nos pensamos dos veces las cosas”, menciona.

De esta manera, dice el ejecutivo de Citi Ventures, han concretado ya en la región dos inversiones, la primera de ellas, en una compañía brasileña y, la segunda, en Arcus, una fintech mexicana fundada en 2013 por Iñigo Rumayor y especializada en temas relacionados al procesamiento de pagos.

“Arcus es una compañía que veníamos siguiendo desde hace un tiempo, que cambió en su momento su modelo y que se volvió mucho más interesante con ello, entonces la segunda vez que la vimos encontramos mejores puntos en común y acabó por ser una oportunidad muy atractiva para nosotros”, detalla.

Ya con esta experiencia de inversión sobre los hombros de la entidad financiera, Sinead O’Connor advierte que la meta principal que tendrán en este sentido será la de sumar a su portafolios empresas que les ayuden a mejorar la experiencia que brindan a sus clientes.

“Yo te diría que la naturaleza de nuestro negocio es muy amplia, y al suceder eso en lo que pensamos nosotros es en integrar soluciones o establecer partnerships que nos ayuden a mejorar nuestro approach con los clientes, pensando mucho en la idea ofrecer siempre mejores viajes digitales”, apunta la especialista.

El futuro

Es pensando justamente en lo que menciona O’Connor, que Luis Valdich visualiza cada vez una mayor presencia del corporate venture capital en la región, empujando sobre el mismo camino para seguir cazando startups fintechs que quieran seguirse desarrollando y que puedan ayudar a Citigroup a continuar fortaleciéndose.

“Nuestra aspiración desde Citi Ventures es seguir creciendo con estos pasos, para, idealmente, empezar a acercarnos cada vez a compañías que sean más icónicas y especiales para la región, que sepamos que a futuro van a ser campeones mundialmente”, dice el ex Softbank.

La meta, agrega el ejecutivo, es que el corporate venture capital pueda fungir como un agente que no sólo se relacione con las compañías y aproveche sus desarrollos, sino que también tenga la capacidad de empujar a las compañías a crecer tanto en sus soluciones como en el territotrio que cubren.

“Tenemos como un objetivo muy importante el que las compañías con las que trabajemos también tengan alas para viajar, queremos contribuir a su desarrollo constante muy activamente”, menciona Valdich.

Finalmente, agrega, buscarán que exista una relación paulatina entre las compañías de su portafolio, que aprovechen estas redes que pueden tejer entre ellas, además de que también puedan beneficiarse de las conexiones con las que cuenta Citi.

“Puede que existan con nosotros empresas de lugares distintos, sin embargo, nos gustaría que establezcan relaciones unas con otras, que intercambien sus experiencias y ayuden a crecer al ecosistema de compañías fintech de la región”, concluye.