¿El Bitcoin se ha convertido en un activo refugio? Se abre el debate

Autor:

Mientras algunos actores aseguran que la criptomoneda ya podría ser considerada como un activo refugio, dado el aumento de la demanda que se genera ante escenarios de volatilidad en algunos instrumentos tradicionales, otros consideran que falta tiempo, regulaciones y confianza, entre otros factores, para que sea calificado como tal.
El Bitcoin, la mayor criptomoneda a nivel global, no solo ha llamado la atención en el último tiempo por la elevada volatilidad que ha exhibido su precio, sino que también porque se ha convertido en la novena divisa más grande del mundo y por el comportamiento que ha tenido ante datos macroeconómicos importantes, así como también ante el desempeño de algunos instrumentos financieros.

Todo ello ha abierto el debate acerca de si este criptoactivo, que ha incrementado su precio en más de 200% hasta US$10.065 la unidad, tras el mínimo que marcó a fines de 2018, podría estar convirtiéndose en un activo refugio. Las posiciones van desde el escepticismo hasta la convicción total.

Diego Mora, analista de mercados de XTB Latam, afirma que “es difícil declarar con tanta convicción o decir que sí es un activo refugio. Sin embargo, el bitcoin ha tenido algunos movimientos alcistas cuando hay seguidilla de datos macroecómicos negativos en las principales economías. Esto se ha podido apreciar con mayor claridad desde inicios de 2019, cuando el Bitcoin tocó fondo en los US$3.000 y empezó a perder la volatilidad infernal del año 2017”.

MÁS SOBRE CRIPTOMONEDAS
Blockchain lanza plataforma de alta velocidad para negocios con criptomonedas30 JUL 2019
Bitcoin se acerca a punto de inflexión y abundan signos bajistas29 JUL 2019
Mora añade que, en las últimas tres caídas bursátiles de Estados Unidos, principalmente a raíz de la guerra comercial, el Bitcoin no ha perdido valor e incluso se ha apreciado frente a la renta variable global. “Pero más interesante aun es el efecto que se aprecia con la renta fija, donde si bien los retornos han ido a la baja, se ha apreciado que el precio y tendencias de los principales activos refugios de la economía mundial, como el oro, bonos soberanos de EEUU y Alemania a 2 y 10 años, han tenido este 2019 un movimiento bastante similar al Bitcoin”, indica.

En una línea similar, Ángel Sierra, director ejecutivo de la Asociación de FinTech de Chile (FinteChile), señala que “no se puede afirmar todavía que el Bitcoin se está convirtiendo en un activo refugio debido a que no hemos podido evidenciar por lo pronto su comportamiento contra cíclico ante una crisis financiera generalizada y prolongada”. Pese a ello, remarca, “llama la atención que la correlación entre el Bitcoin y el oro haya alcanzado un 83% en las últimas semanas, en la medida que aumentan cada vez más las probabilidades para que se materialice próximamente una recesión global”.

José Bores, socio de Financial Advisory en Deloitte Chile, sostiene que el “Bitcoin no es un activo refugio consolidado como puede ser el oro. Sí aspira a serlo en un futuro gracias a su escasez, ya que la cantidad de unidades está estrictamente limitada a 21 millones de bitcoins”. De todos modos, remarca que sí ha demostrado ser un activo no correlacionado con los principales instrumentos financieros tradicionales, por lo que su inclusión en una cartera de inversión aporta un gran valor estabilizador y diversificador.  

Rafael Meruane, co-fundador de CryptoMarket, una plataforma chilena que transa Bitcoin y otras criptomonedas, tiene una mirada diferente. “Para muchas personas Bitcoin es un activo de refugio. Por ejemplo, hace una semana atrás en Argentina, donde CryptoMKT también opera, tuvimos un incremento de 200% en el volumen transado luego del anuncio del resultado de las elecciones primarias, que debilitó enormemente al peso argentino”, revela.

¿Qué le falta para llegar a ser un activo refugio?
Meruane es el único de los expertos consultados que cree que el Bitcoin ya se está convirtiendo en un activo refugio. De hecho, afirma que un análisis de Bloomberg muestra que en los últimos tres meses ha subido considerablemente la correlación del precio del Bitcoin con el del oro, un activo refugio por excelencia, llegando a un nivel de 0,837.

Sin embargo, el resto considera que aún faltan varios pasos antes de que pueda ser calificado como tal.

“Para que los inversores puedan confiar en el Bitcoin como un activo de refugio, faltan muchos años, regulaciones, confianza y trayectoria que aún no tiene. Si bien descarto nombrar al Bitcoin como un instrumento en el que confiar frente a una crisis económica, sí es importante señalar que está comenzando a comportarse como tal. En la medida que el Bitcoin siga aumentando su capitalización, quizás vaya ganándose la confianza de los inversores institucionales que quieren proteger su capital”, sostiene Mora.

Según Sierra, el principal factor es el tiempo. “El mismo que día a día – y durante los últimos cinco años – ha venido reforzando la credibilidad de las criptomonedas en la sociedad y que hoy ya permite que el Bitcoin se empiece a comparar con el oro, dadas sus características de inmunidad al control y a los errores de políticas de cualquier institución centralizada”, asevera.

En una línea parecida, Bores complementa que “sólo el tiempo y los datos acumulados a través de múltiples ciclos económicos completos con su auge, burbuja y recesión pueden consolidar un activo como valor refugio. Bitcoin existe desde 2009, después de la crisis de 2007, por lo que aún no ha demostrado cómo se comporta en un mercado bajista”.

Editor
Pulso

Pasión por los negocios.

Ver nota original