El 40% de los clientes de las fintech Argentinas termina yendo a los bancos tradicionales

Autor:

Las fintech vivieron un rápido crecimiento en los últimos años y no encuentran freno a pesar de la crisis y de su enfrentamiento con el sistema financiero tradicional.

Si bien desde ambos ámbitos afirman ser complementarios, existe cierta reticencia por parte de los bancos quienes ven a estos nuevos actores como competidores desleales, ya que no tienen el mismo control por parte del Banco Central.

"Nosotros apuntamos a un segmento que está muy desatendido. Son monotributistas, independientes, amas de casa. Muchos de ellos están marcados con mala calificación por los bureau de crédito, pero son muy buenos pagadores", afirma Salvador Calogero, director de 4Finance Argentina, que ofrece préstamos a través de la marca Vivus.

De acuerdo con el ejecutivo, sus clientes "son personas que cumplen, la morosidad ronda el cuatro por ciento, y tienen un nivel de fidelización muy alto, entre un 60 y 70 por ciento nos vuelven a pedir un préstamo".

"A la larga, es una cuestión de educación financiera. No hay una política de Estado y muchas fintech están trabajando en esto. Entre 30 y 40 por ciento de la gente que llega sin historia crediticia después termina siendo cliente del sistema bancario tradicional", asegura Calogero a La Voz.

En efecto, como las nuevas financieras informan el comportamiento de los usuarios al Banco Central, los usuarios pueden crear ese historial y buscar mejores condiciones crediticias en la banca tradicional.

Vivus otorga créditos a corto plazo desde siete a 30 días, con un tope de 15 mil pesos y una tasa promedio del 20% mensual, que varía según el cumplimiento.

Sus clientes tienen entre 35 y 45 años, con ingresos que rondan los 35.000 pesos y con un monto por préstamo de $9.000. Como toda fintech, no hace intermediación financiera, así que los fondos que prestan son propios: ya invirtieron 10 millones de euros en el país.

4Finance nació en Letonia en 2008 y llegó al país en 2015, antes de la llegada de Mauricio Macri a la Rosada. Para 2019, busca lanzar un préstamo en cuotas (6 a 12 meses), de entre 70.000 y 80.000 pesos.

También proyecta un producto con garantía y se busca integrar con otros jugadores, como cadenas de retail y el canal físico. Sus cuotas se pueden abonar con débito, Pago Fácil y billeteras virtuales.